Acceso a profesionales

Inicio > Animales > Clasificación Animal > Búfalo cafre

Búfalo cafre

El búfalo cafre (Syncerus caffer) es un robusto y majestuoso animal considerado, junto con el león, el rey de la sabana africana. Pertenece a la familia Bovidae y es una de las especies africanas más feroces que existen.

El búfalo cafre posee una constitución grande y fuerte, pudiendo llegar a pesar 1.000 kilos. Su pelaje es de color negro o marrón oscuro, más largo en el extremo de la cola y los bordes de las orejas. Aunque lo más característico de este animal son sus cuernos, gruesos y alargados que, en el caso de la subespecie Syncerus caffer caffer, se curvan en los extremos.

Nombre Científico:

Syncerus caffer

Especie:

Syncerus caffer

Familia:

Bovidae

Orden:

Artiodactyla

Clase:

Mamíferos

Dieta

Pastos, hojas y arbustos.

Gestación

11-12 meses.

Número de Crías

1 o 2

Vida

Máximo de 18-20 años en estado salvaje.

Peso

Hasta una tonelada.

Tamaño

2,5 metros.

Hábitats del búfalo cafre

Este animal habita en los bosques y las sabanas de África subsahariana. Se distribuye sobre todo en el este, así como en el centro del continente, de manera fragmentada desde Senegal hasta Etiopía. Por lo general, prefieren las llanuras a las montañas y, sobre todo, les gusta vivir en lugares donde abunda el agua, por lo que evitan las zonas áridas. Es frecuente encontrarlos sumergidos en el fango.

Alimentación del búfalo cafre

Como todas las especies de la familia Bovidae tiene una alimentación estrictamente herbívora. Se alimenta sobre todo de pastos, que complementa con hojas de árboles y arbustos. Por ello, su hábitat preferente son las llanuras y la sabana africana.

Comportamiento del búfalo cafre

Esta especie es sociable por naturaleza y vive siempre en rebaños que pueden variar de tamaño, desde unos pocos ejemplares hasta miles de ellos. Como dato curioso, los machos ocupan los márgenes de la manada, mientras que las hembras y las crías se sitúan en el centro, donde están más protegidas.

Por otro lado, los búfalos cafre pasan las horas más calurosas del día durmiendo en la sombra o rumiando en charcos fangosos. Son animales peligrosos, irascibles y de mal carácter, sobre todo si se sienten amenazados o han sido heridos, y pueden llegar a alcanzar velocidades de hasta 57 km/h. Por estas razones, el búfalo africano casi no tiene depredadores, salvo el león y el cocodrilo del Nilo. Además, es uno de los animales africanos más temidos por los cazadores y nativos.

Reproducción del búfalo cafre

No hay una época concreta de reproducción para esta especie, ya que su espacio de distribución es muy amplio y las condiciones climáticas varían a lo largo del continente africano. Por lo tanto, su época de celo depende de la zona, aunque suele tener lugar antes de la estación de lluvias. Tras una gestación de alrededor de un año, pueden dar a luz a una o dos crías.

Asimismo, hay que tener en cuenta que existen diferentes subespecies del Syncerus caffer, habiendo una gran diferencia entre ellas. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) recoge cuatro subespecies, pero reconoce que existen dudas sobre la validez de esta clasificación.

Las dos subespecies claramente distintas son: el búfalo cafre negro o búfalo del Cabo (Syncerus caffer caffer), el más grande de todos y el más distribuido en el continente, y el búfalo de bosque o búfalo enano (Syncerus caffer nanus), que habita en zonas de selva de países como Angola, Nigeria y zonas más occidentales. Además, es mucho más pequeño, de color marrón y sus cuernos son más cortos y miran hacia atrás.

Grado de amenaza

La lista roja de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) clasifica a esta especie como “casi amenazada” y estima que hay una población global inferior a unos 400.000 individuos, empeorando su estado con respecto al anterior informe que clasificaba su población entorno a los 900.000 búfalos

Grado de amenaza


Ubicación


Me puede encontrar en esta zona dentro del parque.

Descárguese el plano

Hábitat


Sabanas, praderas, matorrales y humedales.