Acceso a profesionales

Leopardo Persa o Panthera pardus saxicolor


El leopardo persa (Panthera pardus saxicolor), también conocido como leopardo caucásico, es una subespecie de leopardo en peligro de extinción originario de algunas zonas de Asia.



Nombre común:

Leopardo persa

Especie:

Panthera pardus saxicolor

Familia:

Felidae

Orden:

Carnivora

Clase:

Mammalia


Dieta

Pequeños mamíferos, aves, venados, antílopes y jabalíes

Gestación

De 90 a 105 días

Número de crías

De 2 a 4 crías

Vida

De 10 a 15 años

Peso

Los machos hasta 60 kg y las hembras hasta 50 kg

Tamaño

60 y 75 cm contando su cola



Características del leopardo persa

Se cree que es el leopardo más grande de todas las subespecies de leopardos del mundo, ya que la longitud media del cuerpo de este felino es de 158 cm, la de su cola suele ser de 94 cm y su cráneo, de 19 cm. Los machos son de mayor tamaño, alcanzando los 60 kg mientras que las hembras suelen rondar los 50 kg. Se diferencian de otros felinos porque tienen las patas cortas y son más corpulentos.

Como todos los leopardos, tienen patrones de manchas en todo su cuerpo. Poseen rosetas (manchas con el centro de color marrón) en la zona inferior y manchas negras en la zona superior. De hecho, el guepardo (Acinonyx jubatus) también comparte esta similitud con la Panthera pardus saxicolor, aunque se diferencian en casi todo lo demás.


Hábitat del leopardo persa

El leopardo persa habita en diversas zonas de Asia, las cuales comprenden parte de Irán, Turquía, las montañas del Cáucaso, Turkmenistán, Armenia, Azerbaiyán, Afganistán e Irak. Dentro de estas regiones, este felino acostumbra a vivir en la estepa de montaña y en pastizales, así como en cualquier lugar que presente suficiente cobertura para acechar y cazar a sus presas.


¿De qué se alimenta este felino?

Su dieta, por lo general, es amplia y variada, ya que tienen mucha facilidad para adaptarse al medio. Suelen alimentarse de pequeños mamíferos, aves, venados, antílopes, jabalíes, etc.


Reproducción del leopardo persa

Las hembras de leopardo persa alcanzan la madurez sexual en torno a los dos años y medio, y tienen entre dos y cuatro crías. Este felino vive entre 10 y 15 años, aunque se han registrado ejemplares que han alcanzado los 20.


Amenazas del leopardo persa

Una de las principales amenazas de este mamífero es la caza furtiva. Esto le afecta tanto directamente al leopardo persa como a las presas de las que se alimenta, causándole un gran daño directo e indirecto. Otro motivo es la gran deforestación, los incendios o el desarrollo de infraestructuras en su hábitat.

De hecho, aunque es difícil establecer una cifra, se estima que quedan unos 1.300 Panthera pardus saxicolor en todo el mundo. Por ello, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) clasificó el estado de conservación de esta subespecie en la categoría en peligro de extinción*.

*Estos datos se corresponden con el informe de 2008. Actualmente la UICN no ofrece una evaluación del estado de esta subespecie.



Ubicación


Me puede encontrar en esta zona dentro del parque.

Descárgate el plano

Hábitat


Estepa de montaña, pastizales, áreas montañosas y zonas rocosas.