La historia de los nativos y el uso de plumas y pinturas indias americanas está intrínsecamente ligado a la unión entre el hombre y la naturaleza. Las tribus de indios americanos hicieron de este arte un culto a la Madre Naturaleza, representando una forma de vida para muchos. Dependiendo de su color o forma, transmitían un tipo de mensaje, aunque siempre con el objetivo de conseguir las propiedades de los espíritus a los que estaban representando.

Origen de las pinturas indias americanas

La historia de las pinturas indias americanas se remonta hasta las primeras pinturas rupestres, las cuales evolucionaron con el paso del tiempo, pero sin perder la creencia de que transmitían la fuerza de sus ancestros. Además, se las consideraba verdaderas muestras de belleza.

Significado de las pinturas indias americanas  

Las pinturas que llevaban los indios americanos tenían una importancia más allá de la estética. Se decía que conseguían propiedades de los espíritus a los que estaban representando. De ahí su relevancia a la hora de combatir o cazar. De hecho, había pinturas que solo eran merecedoras de quienes habían logrado una gesta importante, desde robar el caballo de un enemigo hasta recibir una herida de combate. 

Pinturas como signo protector 

Como hemos comentado, el uso de pinturas significaba mucho más que simples colores. Eran símbolos importantes que hablaban por sí solos. Por ejemplo, la misma pintura con diferentes colores podía tener distintos significados. El diseño de un águila mirando al cielo hacía entender a los demás que había logrado matar a un enemigo y, además, le había arrancado el pelo. Si eran roja, significaba que había sido herido y, si era verde, que había conseguido acabar con un guerrero de alto nivel.

En definitiva, este arte estaba intrínsecamente asociado a su identidad, mostrando símbolos importantes para quien lo lleva pintado en la piel. 

Significado de las plumas indias americanas

Los indios americanos daban mucha importancia a las plumas, ya que dependiendo de la cantidad y el tamaño de las mismas, se podía medir el valor del guerrero que las portaba. Era algo similar a lo que hoy son los galones militares, ya que eran ganadas en combate frente a otros pueblos, o también tras completar una gran hazaña.

Así, cuando lucían las plumas, todo el pueblo podía saber la valentía que había demostrado o el rango que ostentaba en la tribu. Su origen se remonta a costumbres ancestrales gracias a las cuales se reforzó el vínculo entre el hombre y la naturaleza.

El color no era menos importante. Por ejemplo, si portaban plumas rojas con muescas significaba que quien la llevaba se la había quitado a un enemigo, mientras que la misma pluma cortada por la mitad implicaba que su portador había sido herido en batalla.

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Compartir

No hay comentarios